Femicidio en Villa La Angostura: Guadalupe Curual, la joven asesinada por su expareja en pleno centro de la ciudad

La joven de 21 años fue asesinada anoche de una puñalada por su expareja, quien tenía una orden de restricción para no acercase a la mujer tras varias denuncias. Actualmente el agresor se encuentra internado, luego de intentar quitarse la vida.


Curual había denunciado en el último año y medio al menos tres veces a su agresor, Bautista Quintriqueo, de 32 años, y recaía sobre él una restricción de acercamiento dictada por un juez de familia, aunque la joven no tenía botón antipánico.


El femicidio ocurrió ayer alrededor de las 21.30, en el momento en que Curual llegaba de un viaje a su casa. Al ver que Quintriqueo la estaba aguardando, escapó en dirección al centro de la ciudad dejando a su beba de un año en el interior del auto.


Fuentes locales aseguran haber visto a la joven correr 100 metros desde la plaza de los Pioneros en dirección a la Avenida Arrayanes, ante la presencia de turistas y vecinos que transitaban por la ciudad.

Finalmente la joven fue alcanzada a la altura de Plaza San Martín, mientras intentaba subir por las escaleras, donde Quintriqueo le quitó la vida de una puñalada a la altura del tórax mientras amenazaba con atacar a quien intentara acercarse.


Tras intentar darse a la fuga, dos policías que se encontraban fuera de servicio dieron la voz de alto. En ese momento el hombre intentó suicidarse ocasionando heridas en el cuello y el tórax. Tras ser reducido, fue trasladado a un hospital y, si bien personal de salud intentó reanimar a la joven, la herida ocasionada fue letal.


El caso es investigado por el fiscal Adrián de Lillo, con apoyo del personal de la Policía de Neuquén, que ya secuestró el cuchillo empleado por el agresor y obtuvo filmaciones de cámaras de seguridad del lugar, según afirmó el fiscal Rubio.


Ayer, tras el crimen cometido en plena vía pública, se realizó una marcha en la puerta de la comisaría 28 y esta mañana se estaba realizando una segunda manifestación en el centro de la ciudad convocada por amigos, vecinos y grupos feministas.


“Guadalupe había puesto fin a la relación que tenía con su pareja, pero él nunca aceptó la separación. No paró de hostigarla y no paró hasta matarla, Lamentablemente las perimetrales que había puesto la justicia solo quedaron en papeles, nadie se ocupó de que se cumplieran. Ahora, Guadalupe está muerta y su beba se quedó sin su madre” , expreso Valeria Navarro, hermana de la amiga con quien vivía la víctima en la ciudad cordillerana.


Nota completa ACÁ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *