Las streamers de Twitch la están pasando muy mal

En un entorno hostil, las ‘twitchers’ necesitan acumular miles de seguidores para protegerse del acoso.

Una noche de julio de 2016, Adèle estaba lista para dejar atrás su carrera de streamer. Aunque había estado en Twitch desde 2014, la joven de entonces 20 años, conocida en la plataforma como Areliann, había llegado a su límite. Días antes, había tenido una mala experiencia de “raid” con un streamer mucho más popular.

«Raiding» es cuando un Twitcher dirige a sus seguidores al canal de otra persona, generalmente para presentarle a su público a alguien que les gusta. Puede ser una excelente manera para que los streamers famosos destaquen a los creadores menos conocidos, pero también puede ser para tirarle hate a alguien. En este caso, más de 2.000 espectadores irrumpieron en la transmisión en vivo de Areliann específicamente para intimidarla y acosarla, en un momento en el que ella nunca había tenido más de 15 espectadores.

Pasaron algunas semanas antes de que Areliann se sintiera cómoda transmitiendo de nuevo. Ella juega Apex Legends y GTA en la plataforma. Cinco años después, tiene más de 150.000 seguidores que la protegen de raids hostiles. Pero para llegar a este punto, tuvo que «demostrar» su valía. Lamentablemente, esa es la trayectoria de la mayoría de las mujeres aspirantes a ser profesionales en Twitch: ganar seguidores rápidamente que las protejan de los trolls.

A los trolls les gusta Twitch en particular porque pueden ver el impacto de sus insultos en tiempo real. “Lo único que quieren es atención”, dijo Areliann, quien se encarga de ignorarlos. Incluso ahora que ha “logrado” llegar lejos, la siguen acosando de vez en cuando. Areliann deja que sus moderadores, todos voluntarios, veten a sus trolls e intercepten el hate antes de que ella lo vea. Pero a veces es demasiado incluso para los moderadores; en ocasiones, ella también ha tenido que consolar a sus voluntarios.

Shakaam es una streamer que se especializa en el formato Just Chatting,  donde habla abiertamente con su comunidad, en lugar de jugar. En sus transmisiones, Shakaam a menudo habla de educación sexual, «para que la gente no aprenda sobre el sexo a través de la pornografía». Dice que recibe insultos y violencia en sus chats «siempre» que transmite.

Aunque Shakaam dice que es buena para lidiar con el hate, a veces es demasiado. En enero, tuvo que cerrar una transmisión en vivo porque más de 20 trolls la estaban insultando a la vez. «Estaba teniendo un mal día, y no podía simplemente reírme como lo hago normalmente», dijo. «Estaba al borde de las lágrimas». Shakaam dice que nunca te acostumbras, incluso después de años en la plataforma. “En la vida real, como mujer, ¿alguna vez te acostumbras a ser acosada en la calle? En realidad no”, dijo.

En los últimos meses, muchas mujeres streamers populares han reportado un aumento en el hate y creen que podría tener algo que ver con el juego Among Usun favorito de la pandemia. Éste se puede jugar tanto con amigos como con extraños, lo que incita a los usuarios de Twitch a jugar con otros miembros de sus comunidades. Pero el auge de Among Us en el sitio también ha coincidido con “un regreso de lo peor de Twitch”, como lo expresó la streamer Nahomay, que tiene más de 46.000 seguidores.

Ultia, que normalmente describiría a su comunidad de 120.000 seguidores como «amable y cariñosa», ha visto un aumento reciente y muy repentino en los usuarios de diferentes canales que irrumpen en sus chats y critican cada movimiento que hace durante sus transmisiones en vivo de Among UsNat_Ali, quien ha estado en la plataforma durante cinco años, dijo que ella ha experimentado lo mismo. El acoso se volvió tan intenso que una vez tuvo que dejar de jugar Among Us a la mitad del juego, y finalmente dejó de jugar por completo.

Lamentablemente, otro gran tema de discusión en los chats de las streamers en Twitch, es cuánta piel eligen mostrar. En diciembre, los creadores de contenido masculinos en Francia crearon controversia en Twitter, acusando a las streamers que usan ropa provocativa de explotar las vulnerabilidades de los hombres. Nahomay, quien defendió a sus compañeras en el debate de Twitter, terminó recibiendo una avalancha de acoso porque publicó una «nude» en Instagram: una foto de su embarazo.

Algunas mujeres en Twitch eligen usar ropa holgada para desviar la atención de sus cuerpos y evitar que las etiqueten como «provocadoras». Kaatsup, de 18 años, llegó a Twitch a través de TikTok y dice que oculta su cuerpo durante las transmisiones en vivo porque no quiere ese tipo de atención. Al mismo tiempo, otras streamers han salido en apoyo de sus colegas que eligen lucir sus cuerpos. «Es marketing básico», dijo Drakony, un ex-YouTuber que se convirtió en Twitcher. «Si hay oferta, es porque hay demanda». En cualquier caso, las streamers son acosadas sin importar lo que usen, dijo Nahomay.

Muchas de las mujeres entrevistadas para este artículo piensan que el mal comportamiento de los espectadores se remonta a los streamers que siguen. A veces, los hombres comentan en otros canales durante una transmisión e incitan a sus espectadores a atacarlas. No siempre es intencional o explícito, pero como muestra la experiencia de las streamers, sucede de manera sistemática. Y abordar este acoso no parece ser una prioridad para los mejores jugadores de Twitch, ni para la plataforma en sí. Muchas streamers creen que el hate desaparecería si Twitch denunciara a los streamers problemáticos.

Un portavoz de Twitch le dijo a VICE que la compañía estaba «consciente de que todavía hay trabajo por hacer para crear espacios seguros e inclusivos», y que tienen «una serie de iniciativas en marcha para prevenir el acoso que enfrentan los streamers, en particular las mujeres y otras grupos poco representados”. En enero de 2021, Twitch introdujo una nueva política de acoso e incitación al odio que prohíbe, entre otras cosas, los comentarios no deseados sobre la apariencia y la sexualidad de una persona. Desafortunadamente, las streamers no han notado ninguna diferencia.

Twitch afirma estar abordando cada informe de acoso de la manera más rápida y cuidadosa posible. El portavoz dijo que no tienen el poder de «poner fin a los problemas inherentes a los juegos y las comunidades en línea», pero que sí «toman [sus] responsabilidades en serio como un servicio dentro de esas comunidades». El 3 de febrero de 2021, la plataforma publicó su primer Informe de transparencia anual que detalla las iniciativas tomadas para garantizar la seguridad de los usuarios. El informe muestra un progreso, pero claramente no lo suficiente como para que Twitch sea seguro para las creadoras.

Nat_Ali dijo que la plataforma no tiene ningún incentivo para marcar una diferencia real. Siempre que un streamer traiga espectadores (e ingresos) a la plataforma, Twitch los promoverá, «a menos que se haga un escándalo en Twitter», dijo.

Nahomay espera que, a medida que más y más mujeres se unan a la plataforma, se detenga parte del acoso, especialmente para las mujeres que recién están comenzando y no cuentan con sus seguidores para defenderlas. Pero, en última instancia, todas las streamers le dijeron a VICE que ahora están resignadas a la idea de que el sexismo y la misoginia son intrínsecos a Twitch. No importa qué tan lejos llegues como mujer en la plataforma, los insultos y las amenazas nunca se detienen.

Fuente: Vice.

Créditos: Pauline Thurier.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *