«Los concejales de Javkin y K impulsan multas de 400.000 pesos para una persona que quizás está sin trabajo»

En Vida Equivocada hablamos con Carlos Cardozo, concejal del PRO en Rosario, sobre la situación actual de Uber y otras aplicaciones de transporte.

«Los concejales de Pablo Javkin y del kirchnerismo impulsan una modificación en el código de faltas, con multas extravagantes, exóticas; 400.000 pesos para una persona que quizás está sin trabajo, que su único capital es un auto en buenas condiciones y que decide afiliarse a una app de movilidad para tratar de llevarle un plato de comida a su familia. Caerle con semejante peso de la ley a personas que lo único que quieren es trabajar, me parece excesivo», comenzó el edil.

«Primero tenemos que discutir si Uber, Cabify y el resto de las aplicaciones son un servicio público o privado», agregó.

Considera que «cualquier ciudad que quiera ser moderna y progresista tiene que tener un buen servicio de taxis. Haya o no aplicaciones, para recibir turismo hay que tener un buen servicio de taxis«.

Cardozo sostiene que desde la Municipalidad no se combate de manera fuerte a las grandes agencias de remises truchos -en muchos casos vinculadas al delito-. «No lo hacía Fein y no lo hacen ahora», expresó.

¿PUEDEN COEXISTIR LOS TAXIS Y LAS APPS?

Para Carlos Cardozo, sí. «Se puede llegar a una coexistencia razonable y a un punto de equilibrio«, afirma.

Pone como ejemplo la experiencia de Mendoza, la primer provincia del país que le dio un marco regulatorio a Uber. «Está trabajando Uber y están trabajando los taxis. Sacaron una ley provincial para controlar a quienes intentan trabajar de ilegales. Tenés servicio de Uber, taxis y remises legales; pero son duros con los ilegales, que es lo que le estamos reclamando a Javkin».

En la puerta del casino no bajan de 15 remises truchos a cualquier hora del día. Sinceramente, yo preferiría que muchas de las familias que están trabajando bajo el paraguas de una agencia de remises ilegal, lo hagan bajo el paraguas mucho más seguro, público y notorio de una aplicación.

«Lo más sano y lo más razonable es avanzar sobre la regulación de un sistema de movilidad privada en donde haya un vínculo real entre el Estado y las aplicaciones. Si el día de mañana el chofer de una aplicación hace algo indebido, el Estado está en contacto directo con quienes gerencian la aplicación, y está en condiciones de exigirles los datos y los registros del viaje», comentó el concejal del PRO.

«Desde los concejales de Javkin y el kirchnerismo lo que se plantea es que esto es un servicio público que actúa de manera ilegal, por lo tanto si te agarramos te llevamos al corralón y te metemos 400.000 ‘mangos’ de multa por la cabeza. Con eso piensan, erradamente, que van a solucionar el tema. A nuestro criterio, lo que pensamos es que lo único que va a generar la sanción de esa ordenanza es fomentar la ilegalidad«, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *