Redujeron la condena a un profesor de taekwondo que mató a un joven en un bar

Tres jueces de segunda instancia rebajaron una condena por un asesinato ocurrido el 17 de marzo de 2019 en el minimarket “Oktubre”, ubicado en Balcarce al 100 bis.

Flavio Conde, mató de dos tiros en el abdomen a Matías Raffaele y pasó de recibir una pena de 18 años de cárcel a una de 10 años y 8 meses. Uno de los magistrados, Javier Beltramone, votó por la absolución del autor del homicidio.

La resolución de la Cámara de Apelaciones en lo Penal está fechada el 2 de septiembre pasado, pero trascendió este viernes. El fiscal de la causa, Luis Schiappa Pietra, adelantó que el próximo lunes presentará un recurso de inconstitucionalidad y denunciará ante la Corte Suprema al camarista Javier Beltramone por «animosidad manifiesta».

A Matías Ezequiel Raffaele, de 25 años, lo mató de dos balazos en el abdomen –de los seis que disparó– el profesor de Taekwondo Flavio José Conde, de 52, el 17 de marzo de 2019 en el local de Balcarce 7 bis tras una discusión. Según la autopsia, el joven recibió dos tiros en el abdomen a corta distancia que le produjeron la muerte. Al momento del homicidio estaban los dos involucrados, el dueño del local y tres amigos de la víctima. 

En el juicio de primera instancia por ese juicio, el fiscal había pedido 26 años de prisión para Conde, pero los jueces Hebe Marcogliese, Patricia Bilotta y Gustavo Pérez Urrechu dictaron 18 años de cárcel. 

Como esa resolución fue apelada, la causa fue tomada por un tribunal de segunda instancia, que en este caso estuvo integrado por Javier Beltramone, Alfredo Ivaldi Artacho y Carlos Carbone.

El presidente del tribunal, Javier Beltramone, votó por absolver a Flavio Conde por el beneficio de la duda. Además, pidió remitir copias de la resolución al fiscal general Jorge Baclini y a la auditora general María Cecilia Vranicich por lo que consideró «graves falencias investigativas detectadas» en la investigación.

En tanto, Ivaldi Artacho votó por reducir la pena de 18 a 15 años de prisión al considerar que no fue «un homicidio preordenado ni planificado» y que Conde no contaba con antecedentes y que había ingerido drogas y alcohol, ya que esas últimas circunstancias «desdibujan los límites de la propia conducta».

Por su parte, Carbone votó que la pena justa para el profesor de taekwondo es de 10 años y 8 meses, que terminó siendo la decidida por el tribunal. En el caso de este juez, quedó probado el grado de certeza de la autoría material del crimen pero entendió que la condena de 18 años era «desproporcionada de acuerdo a las circunstancias del caso»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *