Rosario: un automovilista quedó incrustado en un pozo gigante

El hecho ocurrió en la zona sur de Rosario, el coche quedó atorado y su dueño tuvo que impulsarse y pegar un salto para salir.

Este lunes un automovilista empezó la semana de la peor manera: quedó incrustado con el auto en un agujero gigante. Para poder salir tuvo que impulsarse y pegar un salto con ayuda de los vecinos.

El dueño del Volkswagen Gol Country, contó que el hecho ocurrió cuando manejaba hacia su trabajo. El viento tumbó el corralito que anticipaba el pozo de una obra de Aguas Santafesinas y no pudo esquivar a tiempo el agujero que tiene unos dos metros de profundidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *