Violento asalto a una familia en la autopista Rosario-Santa Fe

La inseguridad se cobró nuevas víctimas. Una familia de la localidad de Candioti debió atravesar una verdadera pesadilla en horas de la madrugada cuando fueron sorprendidos por delincuentes que los asaltaron en la autopista Rosario – Santa Fe.

Lo que iba a ser el cierre de unas vacaciones se transformó en una verdadera película de terror luego de ser víctimas de un violento asalto bajo una intensa lluvia y en la oscuridad de la noche, a la altura de la zona de countries, llegando a la capital provincial. Carolina, integrante de la familia damnificada, contó los detalles de lo sucedido en una entrevista con Aire de Santa Fe.

“Todo ocurrió el martes pasado alrededor de las 3.30 de la madrugada. Volvíamos de vacaciones con mi familia, llovía bastante, habíamos pasado el peaje antes de la zona de countries. Veníamos un poco cansados y al pasar el peaje, entre la oscuridad terrible más la lluvia, noté que la ruta estaba medio sucia. Pensé que había tumbado un camión con ladrillos”, comenzó relatando la mujer al programa 7AM que conduce Geraldine Brezán.

Los ocupantes del vehículo sintieron un ruido y el auto se detuvo en medio de la oscuridad. Habían golpeado con un objeto contundente, no pudieron determinar si era un cascote de grandes dimensiones o un tronco, pero era lo suficientemente grande como para romperles una de las ruedas.


“Nos detuvimos, nos bajamos, paramos a mano derecha de la autopista, y en la mano izquierda vimos una camioneta también detenida por la misma situación. Nos dimos cuenta que estábamos en la peor zona, en medio de nervios, la oscuridad, se nos aparecieron al menos tres delincuentes, cada uno de cada puerta del auto, quizás pudieron ser cuatro. Nos pidieron todo, tenían algo en la mano pero no pude ver si eran armas”, recordó Carolina.


La mujer indicó que los asaltantes le habían pegado al conductor de la camioneta que también estaba detenida en la autopista en la misma situación que ellos. “Al de la camioneta le habían pegado, a nosotros nos pidieron todo. Uno de ellos le dijo a mi marido ‘Dame todo porque te quemo’. Nunca pensé que nos iba a tocar a nosotros”, se lamentó. Las condiciones meteorológicas también colaboraron para que la escena fuera la peor. Sin embargo, la lluvia obligó a la familia a ir a baja velocidad, lo que permitió que el cascote o tronco con el que se toparon no provocara un
accidente. “Con la lluvia veníamos despacio, si veníamos más fuerte con ese cascote no sé que hubiera pasado”, dijo la mujer.

Los asaltantes se llevaron dinero en efectivo, las carteras y teléfonos celulares de Carolina y su hermana, el set matero del viaje, la mochila de su hijo y hasta el bolso con ropa que traían atado en el techo del automóvil. Lo más insólito fue la frase que le dijeron a la familia antes de darse a la fuga. “Cuando se van me dice uno de los ladrones: “Disculpe la molestia señora”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.