Bernardi presentó su renuncia en Newell’s y acusó a Astore de haberle mentido

Lucas Bernardi, ahora ex gerente del fútbol leproso, decidió “allanarle el camino” a la nueva dirigencia, aunque aclaró que el propio presidente le había asegurado que continuaría con su trabajo. Además, dijo que no hará ningún reclamo económico.


El ex futbolista decidió presentar su renuncia al cargo de gerente del fútbol de Newell’s Old Boys y lo hizo a través de una carta en la que cuestionó a Ignacio Astore: según Bernardi, el directivo le había afirmado que continuaría con su trabajo al frente del fútbol profesional.

«Escribo estas líneas con la intención de dar a conocer cómo se dieron los hechos desde el proceso que me llevó a aceptar el cargo de Gerente de Fútbol de Newell’s hasta el día de hoy, donde me encuentro sin la posibilidad de continuar con el trabajo que comenzamos a desarrollar hace muy pocos meses», comenzó Bernardi. 

Lucas recordó que al ser convocado por la anterior comisión, respondió que «sólo asumiría la función con el acuerdo de las distintas fuerzas políticas. Un proyecto como el que planteamos no puede desarrollarse si no es partiendo de dos acuerdos mínimos: consenso y tiempo». Y que tras reunirse con Cristian D’Amico, «mi primera llamada fue a Astore».

«Le comenté la propuesta recibida y mi idea en función de ella, que desde luego incluía mi postura de generar un proyecto que perdure en el tiempo». Y una vez consumada la victoria en las elecciones, «tres días antes de entrar al club nos reunimos con Daniel Faggiani en la casa de Astore, donde éste ratificó nuestra continuidad al frente del proyecto de fútbol».

Pero algo empezó a cambiar después del triunfo en los comicios: «Tras las elecciones que trajeron un recambio dirigencial, este clima de diálogo se fue truncando. De a poco y sin respuestas del nuevo presidente, se fue haciendo más complejo conducir y profundizar el trabajo a largo plazo que se había acordado».

«Recién hace unas semanas logré que me reciba el presidente. Y Astore no fue claro respecto a mi permanencia en el cargo, sus evasivas y falta de respuestas a temas trascendentales del área, me llevaron a comprender que los rumores que ponían en tela de juicio mi continuidad eran ciertos, cayendo por su propio peso que la nueva dirigencia prescindiría de mis aportes», añadió.

Eso es lo que lo llevó a renunciar: «Como consecuencia de aquella reunión y de la compleja realidad futbolística que vive la institución, que requiere de urgentes decisiones; ante la imposibilidad de desarrollar las tareas a mi cargo por las razones expuestas anteriormente, he decidido allanar el camino a las decisiones de la actual gestión del club, notificando mi renuncia indeclinable al cargo de Gerente del Fútbol».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.