El Rolysmo Avanza

Santacroce se distancia del peronismo santafesino, aceita los mecanismos de un espacio propio al tiempo que confronta con el gobernador y se mete de lleno en la agenda provincial ¿Se viene Unidos x Santacroce?

La política no deja de sorprendernos y Funes no es la excepción. Desde la victoria de Javier Milei en la máxima política nacional, el arco político argentino perdió el norte y aún no se recupera del golpe. En los intentos de reacomodamiento  que muchos dentro de los partidos tradicionales buscan, surge uno cuanto menos curioso: el caso de Roldiver Santacroce

De pasado Kirchnerista, Roly comenzó su carrera política bajo el ala de Julio de Vido, otora plenipotenciario Ministro de Planificación Federal del matrimonio político de los Kirchner. Desembarcó en Funes como un abanderado de la causa nacional y popular, colonizando el peronismo local y moldeandolo a su imagen y semejanza. Tras muchos intentos consiguió acceder a la intendencia en el año 2019, momento en que empezó a mostrar signos de un giro político al alinearse con el gobernador Perotti y desentenderse de las alas más duras del cristinismo a nivel nacional. Incluso en las elecciones del 2021 ensayó un distanciamiento en la campaña local, cambiando el color de la gráfica electoral que llevaba a la Dra. Gabriela Jacubowski como candidata y centrando los esfuerzos electorales en la ciudad, buscando desnacionalizar una elección muy polarizada.

Más cercano en el tiempo, y tras un apoyo por compromiso a Massa en las elecciones del 2023 (con actos de proselitismo cuestionables como su aparición en el transporte público local), Santacroce tendió puentes con el peronismo cordobés y ensayó una lógica confrontativa con el Pullarismo, buscando establecer su figura a nivel provincial.

La “verdad de la milanesa” es que tras tantos años sirviendo a la causa justicialista, desde el entorno de la intendencia consideran que el peronismo santafesino perdió el rumbo. El Rossimo, La Campora y El Evita, “no escucharon el mensaje de las urnas” claman algunos cercanos a Roly. “Gobernamos para la gente, no para el partido”. ¿Tendrá algo que ver el hecho de que a él no incluyeron en la lista de renovación partidaria que encaró el peronismo hace poco tiempo? Acá solo podemos conjeturar, pero si algo es cierto, es que en Funes todo el justicialismo ha cerrado filas tras Santacroce.  El concejal Martín Consiglio explicó que “antes que justicialista, soy Rolysta” y justificó su postura en la “excelente gestión del intendente y mi firme creencia en su proyecto político”. Proyecto político que nadie duda que tiene alcance provincial.

Por su parte, el Secretario General del PJ funense, Luciano Gentile, explicó que el intendente “plantea diferencias con algunos sectores específicos del partido y tiene total libertad para plantearlas” pero que “mientras el justicialismo se mantenga afín a la doctrina, hay espacio para las tensiones”. Defendió vehemente la gestión llevada a cabo en Funes los últimos cuatro años y explicó la centralidad que tiene la articulación entre lo público y lo privado.

De a poco va germinando una nueva lógica política en el sur provincial,  una que busca instalar a Santacroce como eje centralizador de un estilo de gobierno pragmático,  gestor y que puede sumar voluntades diversas.

Una fuente cercana, que sigue atentamente los eventos provinciales, explicaba que “el peronismo va a mutar inevitablemente en Santacrocecismo”.

Esto se explicaría en que es el único actor opositor que tiene un plan de gobierno y que “entendió el mensaje de los santafesinos en las urnas”. Con cinismo, señalaba el hecho de que las nuevas autoridades del pj provincial son las mismas que condujeron al Partido a una derrota estrepitosa, donde se perdieron todas las municipalidades importantes, excepto Funes y algunas comunas de poca relevancia.

“En Agroactiva, muchos dirigentes peronistas del sur y el norte provincial se acercaron a hablar con Roly. Incluso algunos radicales, descontentos con la falta de fondos para sus comunas”.

La carta libertaria

Otro hecho que mantuvo al intendente en las portadas de noticias fue su indiscreta reunión con la diputada libertaria Romina Diez. Si bien a los medios trascendió que fue un “primer acercamiento”, la realidad es que ambos se conocen desde hace muchos años, cuando Diego León Barretto gobernaba la ciudad y él era por ese entonces concejal. Algunos incluso comentan que la actual diputada nacional le habría pedido nombres de candidatos para la elección pasada.

Santacroce, en sus declaraciones, no descarto buscar incorporar a libertarios en su espacio.  Desde su entorno aclaran que “todo aquel que quiera trabajar por Funes es bienvenido”, retórica parecida a la famosa “tabula rasa” de Milei. 

Dentro de la variedad que La Libertad Avanza presenta en Santa Fe, el intendente tiene muy buen vínculo con algunos actores que andan flotando alrededor de Diez en el plano local. Parece que a Roly “no se le escapa una”.

About Post Author