Estado de alerta en el transporte público

Nuevamente el servicio de colectivos urbanos en Rosario se ve amenazado debido a al incumplimiento de pagos a los choferes.

Sergio Copello, Secretario General de la UTA Rosario, en declaraciones radiales, manifestó que no han terminado de cobrar el salario correspondiente al mes de junio, como tampoco el aguinaldo. «Somos 3500 familias afectadas».

Si éste problema no se resuelve mañana viernes 23 de julio, lo más probable es que nuevamente en la ciudad tengamos un nuevo paro de transporte público de pasajeros. “Vamos a esperar hasta mañana, pero si no hay depósito el cese de actividad cae por su propio peso, donde se verán afectados tanto los servicios urbanos, interurbanos como los de media distancia” finalizó Copello.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *