Estafa Inmobiliaria en Fisherton: Detuvieron e Imputaron a un Abogado, su Esposa y un Escribano en Rosario

En una operación realizada la mañana de este martes, personal de la Policía de Investigaciones (PDI) detuvo a un abogado, su esposa y un escribano, todos implicados en una estafa inmobiliaria. Los allanamientos se llevaron a cabo en cuatro domicilios ubicados en Paraguay al 600, Sargento Cabral al 500, Santa Fe al 900 y 16 de Enero al 9100, en Rosario.

Los profesionales están acusados de adulterar documentación para apropiarse de un inmueble ubicado en el barrio de Fisherton. La investigación, que data de 2018, señala que los implicados aprovecharon su cercanía con la víctima para consumar el engaño.

En horas de la tarde, en una audiencia celebrada en el Centro de Justicia Penal, la fiscal Viviana O’Connell imputó al abogado Guido C. y al escribano Joaquín F. por los delitos de defraudación mediante la suscripción engañosa de documento, en concurso real con la utilización de un documento público adulterado y falsedad ideológica, en calidad de coautores y en grado consumado.

Cómo fue la Estafa

Según la fiscal O’Connell, ambos profesionales se aprovecharon de la confianza de la víctima, haciéndole firmar un boleto de compraventa sin que ella supiera que también estaba rubricando una escritura que transfería un inmueble ubicado en avenida Jorge Newbery y calle 1420 a nombre de M.J.N., esposa del abogado.

Tras la audiencia, la jueza en lo penal María Trinidad Chiabrera avaló las imputaciones y dictó medidas alternativas a la prisión preventiva, citando problemas de salud del abogado imputado. Además, la magistrada estableció una caución real de $10 millones para cada uno de los imputados, quienes deberán presentarla en un plazo de 15 días. Asimismo, se les prohibió salir del país, se les ordenó fijar domicilio y se les impuso la prohibición de contacto con la víctima y sus allegados.

Tanto el abogado como el escribano recuperaron la libertad, quedando a disposición de la Fiscalía para continuar con el proceso judicial.

Fuente: La Capital

About Post Author