«Los que militan que se cierre todo son militantes empleados del Estado kirchnerista, que hace un año que sin ir a trabajar están cobrando el sueldo»

Renata Ghilotti, concejal de Cambiemos, tuvo su paso por ‘Vida Equivocada’ y no perdió la oportunidad para pegarle al gobierno nacional por la crisis económica que atraviesa el país.

Para comenzar, se refirió a la decisión de Falabella de irse del país. «Una vez más es la muestra cabal de lo que está sucediendo en Argentina, y el fracaso al que nos está llevando el gobierno de Alberto y CFK. El cierre de una empresa emblemática como Falabella trae aparejado que 110 familias en Rosario hoy se queden sin trabajo».

Acusó a los militantes kirchneristas de «reírse y festejar que una empresa cierre» y sostuvo que «tenemos que volver a poner sobre la mesa que las empresas generan puestos de trabajo, y solo la actividad privada va a hacer que podamos salir de esta crisis terrible que está viviendo este país, con 50% de personas que viven bajo la línea de pobreza».

Esto es el fracaso que está teniendo este gobierno que está haciendo que mes a mes empresas elijan irse de la Argentina, porque lo que está sucediendo no es una empresa que se fundió, son empresas que eligen dejar de trabajar en Argentina para irse a otro país que le ofrece otras oportunidades. Falabella es una más de las tantas que hemos visto este año.

«Los que militan que se cierre todo son la mayoría militantes empleados del Estado kirchnerista, que hace un año que sin ir a trabajar están cobrando el sueldo. Esto se tiene que terminar en Argentina», enfatizó.

Si bien reconoce que estamos en un contexto sanitario complicado y tenemos que cuidarnos, considera que debemos «aprender a convivir con esto por el tiempo que dure esta situación».

Si cerramos todo, nos vamos a fundir y no nos vamos a morir de COVID, nos vamos a morir de hambre. Explicale a la persona que sale a trabajar todos los días y que tiene que llevar comida a su casa, cómo hace para que cierre todo y volvamos a una cuarentena estricta como el año pasado.

VACUNAS

«En vez de vacunar a la gente, se robaron las vacunas y vacunaron a militantes de La Cámpora, a los familiares de los políticos», señaló duramente Ghilotti.

Criticó al intendente Pablo Javkin, quien se vacunó y vacunó a su familia cuando «todavía no se habían vacunado los médicos». Y reiteró que «lo que tiene que hacer la política que hoy está militando que cierren todo, es buscar la manera de que todos nos podamos cuidar en un contexto económico crítico».

«Vamos camino a Venezuela sin ninguna duda si no hay un cambio de giro; y si no despertamos y no entendemos que el kirchnerismo nos quiere llevar puestos», concluyó la concejala.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *