Quedó detenido hasta mediados de febrero el motochorro que intentó escapar a contramano por las calles de Rosario

El joven fue imputado este lunes, luego de arrebatar un teléfono, y quedará preso hasta que se termine de constatar la titularidad de diez celulares hallados en su casa.

Tras alcanzar un acuerdo el fiscal Aníbal Vescovo y la defensa, quedó en prisión preventiva efectiva hasta el 12 de febrero.

El detenido, un joven de 23 años que vive en un domicilio de la zona norte de Rosario, fue acusado por los delitos de robo, resistencia a la autoridad y encubrimiento. Fue aprehendido el jueves pasado después de una peligrosa persecución por todo el micro y macrocentro de Rosario, el fiscal en ese momento dispuso su libertad porque aún no habían localizado a la víctima del robo ni el celular sustraído. Con el correr de los minutos trascendieron las imágenes del procedimiento, donde el motochorro puso en peligro la vida de policías, peatones y otros conductores, por lo que Vescovo solicitó su recaptura.

A Facundo C. lo imputaron por arrebatar el teléfono a una transeúnte en Mendoza y Sarmiento y por protagonizar la persecución; además del delito de encubrimiento por los diez celulares que se secuestraron en el allanamiento en su domicilio de Fraga al 1000 bis.

Como la defensa del motochorro sostiene que los celulares hallados en la casa no eran robados, acordó con el fiscal Vescovo una prisión preventiva efectiva hasta al 12 de febrero, hasta que se corrobore esa situación. Intervino en la audiencia el juez Ismael Manfrin. 

En paralelo, el municipio anuló la licencia de conducir a Facundo C. y dispuso el secuestro de su moto hasta que él abone la gran cantidad de contravenciones que cometió en la persecución policial, donde tomó a altísima velocidad varias cuadras a contramano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *