Se dio por terminado el paro agrario

Finalmente no habrá restricciones a la exportación de maíz, y los ruralistas aseguraron que esperan a futuro que Alberto Fernández los consulte a la hora de tomar medidas que afecten al sector.


Fueron días de furia por el rechazo del campo al cierre de las exportaciones de maíz.


Los presidentes de las entidades que organizaron el cese de comercialización de granos por 72 horas, anunciaron en una conferencia de prensa que no se extenderá la medida de fuerza.


El encuentro fue encabezado por Daniel Pelegrina, presidente de la Sociedad Rural Argentina; el titular de Confederaciones Rurales Argentinas, Jorge Chemes, y la máxima autoridad de Federación Agraria Argentina, Carlos Achetoni.


“No hemos tenido comunicación con el gobierno”, expresaron los dirigentes. “Si se cumple la apertura de los registros de exportación y no hay intervención en los mercados, estaremos de acuerdo con lo que se acordó ayer”, agregaron.


“El Gobierno cometió un error bien visible”, afirmó Daniel Pelegrina, titular de la Sociedad Rural Argentina, respecto a la decisión del ministro Luis Basterra de cerrar las exportaciones de maíz. “El paro está cumplido, nuestro objetivo está. A partir de aquí buscar el mayor diálogo posible. Le vamos a pedir a Alberto Fernández tal cual lo hizo cuando fuimos a verlo como candidato y luego como presidente, que nos consulte cuando va a tomar una medida así”, dijo.


La decisión de los dirigentes de la Mesa de Enlace, se conoce luego que el ministerio de Agricultura, a cargo de Luis Basterra, se comprometió a eliminar las restricciones a las ventas al exterior del cereal.


“Falta diálogo y es importante que se reconsideren las medidas, esto marca que hay una instancia distinta, necesitamos hablar mucho más porque Argentina pasa un momento especial y el mundo en cuanto a alimentos pasa un momento especial que debemos aprovechar. Ellos dicen que habrá un monitoreo, necesitamos ver cuál va a ser la modalidad y que no marque ningún tipo de diferencias”, aseguró Achetoni.


En diferentes lugares del país hubo acampes, movilizaciones al costado de las rutas y control de cargas a los camiones. Según los datos aportados por el sector privado, en los primeros dos días de paro hubo una caída aproximada del 50% en los ingresos de camiones cerealeros a los puertos de Rosario, respecto de la semana anterior.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *