Candidata a Concejal reparte «Chalecos antibalas» caseros

Silvia Cantarella es referente social y se la conoce en los barrios como “la mujer que ayuda”. La acción busca visibilizar el grave problema de inseguridad ante la ausencia del Estado.

La precandidata a Concejal de Rosario y referente del espacio evangélico UNO, Una Nueva Oportunidad, en la alianza de Juntos por el Cambio. JXC, alertó sobre las balaceras que se producen a diario y la espiral de violencia e inseguridad que azota a la ciudad de Rosario.

Aclaró que esta acción: “Es un grito desesperado de los vecinos que intentan enviar un llamado de atención a las autoridades, elaborando esta medida de protección que en apariencia imita a un chaleco antibalas pero que por supuesto no tiene las mismas características”, precisó.

Cantarella mencionó que son varias las costureras de diferentes barrios que emprendieron la tarea de fabricar este tipo de coraza para repartir entre los vecinos, ante el terrible aumento de las balaceras y la criminalidad. “Esta semana, sin ir más lejos, amanecimos con la noticia de que balearon por cuarta vez el edificio del Centro de Justicia Penal. ¡Qué podemos esperar los ciudadanos de a pie!”.

Esta experiencia, cuya idea surgió en una reunión con vecinos y comerciantes de la zona noroeste, se fue replicando por otros barrios y ahora son muchas las personas que se anotan en la página lamujerqueayuda.com con el fin de obtener un chaleco.

EN LOS BARRIOS SE VIVE UN ESCENARIO DE GUERRA, es por eso que decidieron autoprotegerse confeccionando esta especie de “chaleco blindado artesanal”, queestán fabricados con un material resistente, y cuentan con bolsillos donde se insertan placas de hierro fundido que tienen por finalidad cubrir los órganos vitales. Y reiteró que “esto no es un chaleco profesional reglamentario, sólo buscamos sentirnos algo más seguros y asistir a una demanda social ante la falta de respuestas de las autoridades”.

Cantarella vive en pleno corazón de Empalme Graneros, uno de los barrios más castigado por el Estado y la delincuencia. Es referente barrial y de amplia trayectoria social abocada a la problemática de pobreza, niñez y adolescencia. Se la conoce como “La mujer que ayuda” porque sostiene desde hace muchos años a 12 comedores y merenderos, la mayoría ubicados en el Distrito Noroeste de Rosario. También coordina talleres de oficio para rescatar a jóvenes del consumo de las drogas y la marginalidad.

“Las madres y los padres ya no saben cómo proteger a sus hijos. Las balaceras son a diario contra viviendas, autos e incluso hacia las personas. No hay presencia del Estado. Estamos deliberadamente solos”, lamentó.

ESTADÍSTICAS ALARMANTES.

Según los indicadores oficiales del Ministerio Público de la Acusación y el Observatorio de Seguridad Pública, hasta agosto de este año (2021) se llevan contabilizadas en Rosario 440 personas heridas con armas de fuego y la concentración territorial de estos hechos se refleja notoriamente en los distritos norte, noroeste, oeste, sur y sudoeste. El 80 por ciento de los heridos son jóvenes y se destaca la proporción de entre 15 y 24 años.

Respecto a homicidios dolosos desde el 1 de enero al 8 de agosto asesinaron a 114 personas, entre ellos 88 en vía pública y 22 en sus domicilios particulares. El 90 por ciento con armas de fuego.

About Post Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.