El presidente de Newell’s se mostró molesto con el allanamiento al club

El presidente de Newell’s dijo que el gobierno provincial y la policía intervinieron sin orden de allanamiento

Ignacio Astore, el nuevo presidente de Newell’s, se mostró descontento por el procedimiento del Ministerio de Seguridad y la policía que permitió abrir una oficina que presuntamente era utilizada como un búnker por la barra brava en el estadio Marcelo Bielsa, en el parque Independencia. El directivo afirmó que en el lugar solo había bombos y banderas del club y resaltó que se había comprometido con las autoridades provinciales a colaborar en aspectos relacionados con la seguridad. Sin embargo, sostuvo con énfasis que la policía debió contar con una orden de allanamiento para realizar el operativo de esta mañana.

Astore contó que apenas asumió la presidencia de Newell’s se reunió con el subsecretario de Seguridad Deportiva del gobierno provincial, Diego Llumá, y que se comprometió a colaborar con el gobierno santafesino en materia de seguridad dentro del club.

Contó en ese sentido que, a pedido de Llumá, quitó un cartel que estaba en la zona de los parrilleros del Coloso, e hizo colocar cámaras de seguridad en ese mismo sector, además de las que se instalarán en breve dentro del estadio. Esa reunión y su predisposición a colaborar, dijo Astore, potenciaron su perplejidad por el operativo realizado esta mañana.

Respecto a la oficina que aparentemente tenía la barra brava dentro del Coloso, que entre otras cosas tenía cierre digital, Astore dijo que sabía que ni el intendente del club tenía llave de ese sector y dio a entender que fue el propio Llumá quien se lo informó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.