Familias de Funes exigen priorizar la educación pública antes de aprobar más escuelas privadas

CONCLUUU

Familias autoconvocadas por la educación pública de Funes ha hecho un llamado al Concejo Municipal para detener la autorización de nuevas instituciones privadas en el emergente polo educativo de la ciudad. Este reclamo surge ante la falta de avances significativos en la construcción del edificio destinado a la nueva escuela secundaria pública, la Escuela 727, que aún no cuenta con un nombre oficial ni con los recursos básicos para su operación.

Las familias destacaron una alarmante estadística del último censo nacional de 2022, que indica que apenas el 10% de los jóvenes en edad escolar secundaria en Funes tienen acceso a la educación pública. Este dato no solo resalta una deficiencia crítica en la infraestructura educativa local, sino que también pone de manifiesto la disparidad económica y social que afecta a la región y al país en general.

El colectivo, denominado Familias Autoconvocadas por la Educación Pública Funes, ha solicitado a la comisión de educación del Concejo que se sume a su lucha para exigir mejoras urgentes en la infraestructura de la nueva escuela. Argumentan que garantizar el acceso a la educación pública es esencial no solo para combatir la desigualdad y otros problemas sociales como la pobreza y el narcotráfico, sino también para fomentar el desarrollo y progreso que la comunidad de Funes tanto desea.

Con un enfoque constructivo, el grupo aclara que no se oponen a la creación de nuevas empresas educativas, pero enfatizan la necesidad de priorizar el derecho básico a la educación. “Solo la unión de la comunidad hará posible la convivencia y el tan esperado progreso”, expresaron, esperanzados en que los concejales se alineen con los intereses de crecimiento y no de especulación.

About Post Author