Nutrición: ¿Qué hay que saber antes de soltarnos a una práctica recomendada por redes sociales?

«Como nutricionistas de Funes nos encontramos en la necesidad profesional de dar a conocer nuestra postura ante las recomendaciones que se vienen difundiendo en redes sociales como desafíos muy prometedores en el descenso de peso», expresaron desde Nutricionistas Funes.

Consideramos que es importante que se aclaren algunos puntos que atañen a la salud como consumidores masivos que somos de información instantánea y accesible.

Punto 1: Que las prácticas de AYUNOS solamente se justifican cuando son diseñadas bajo prescripción de un profesional de la salud capacitado para buscar objetivos terapéuticos (no solo bajar de peso), bajo la forma de AYUNO INTERMITENTE, y no para todas las personas por igual bajo la misma modalidad.

Punto 2: Que la practica espontanea de ayunos prolongados con X objetivo y sin supervisión de un profesional puede generar ciertos riesgos en niños y adolescentes como hipoglucemias, lipotimia, desordenes en el ciclo de sueño – vigilia, Trastornos de la conducta alimentaria (anorexia y bulimia), alteraciones en el equilibrio hidroelectrolítico, deshidratación, alteraciones en el estado de ánimo, disminución del rendimiento deportivo y/o académico, AUMENTO DE PESO por el efecto rebote post ayuno cuando se reinicia la alimentación normal.

Punto 3: Que los ayunos prolongados con objetivos religiosos, como desafíos personales o por creencias particulares son justamente PARTICULARES, INDIVIDUALES y NO GENERALIZABLES para todos por igual. Que cada cuerpo es DISTINTO y cada metabolismo responde de una u otra manera en función a muchísimas variables.

Punto 4 y por sobre todo: QUE NO SE BAJA DE PESO AYUNANDO. Que NO COMER no nos lleva a bajar de peso como método seguro. Que la mejor manera para bajar de peso y sentirme bien es COMIENDO sano, equilibrado, variado, adecuando a todas tus posibilidades. Incluso a las emociones. A aquellas que muchas veces nos llevan a abrir la heladera y tenemos la sensación de “ no poder evitarlo”. Un plan alimentario para bajar de peso es aquel que también contemple estas cuestiones, cuando si puedo lograrlo y cuando no también.

Repudiamos y deslegitimamos estas formas sugeridas en las redes sociales sin consentimiento científico, las cuales atañen a las vulnerabilidades de nuestros niños y adolescentes como así también a los adultos cuyos sistemas vinculares con la comida muchas veces no son tan sencillos como deseamos. Creemos que la forma de comunicar en redes debería poder ser bajo un encuadre y con sutilezas a la hora de dar mensajes que pueden afectar la salud de quien esta del otro lado de la pantalla.

Atte.
Nutricionistas de Funes.

Lic. Gabriela Cortamira
Mat°834

Lic. Antonela Russo
Mat°462

Lic. Ma.Belen Moine
Mat°14012

Lic. Greta Gentili
Mat°1333/2

Lic. Analia Rodríguez
Mat °1496/2

About Post Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.