Los colectiveros no acataron la conciliación obligatoria nacional, reclaman el mismo salario que en Buenos Aires y hoy se movilizan hasta la sede de Gobernación.

Mientras la delegación local del gremio que nuclea a los colectiveros (UTA) lanzó un paro de 48 horas para este martes y miércoles y no acató la conciliación obligatoria que se dictó a nivel nacional, en la Intendencia ya iniciaron contactos para aumentar la tarifa del pasaje en mayo en un intento por dar respuesta la escalada inflacionaria, la escasez de gasoil y la demora en las transferencias federales de subsidios.

Los colectiveros reclaman que su salario aumente en la misma sintonía que lo acordaron los choferes del Area Metropolitana de Buenos Aires (Amba) y por eso este martes, a las 11, marcharán hasta la sede local de Gobernación. La protesta afecta a los servicios de corta y media distancia. Los servicios de larga distancia funcionarán de manera normal.

La semana próxima el intendente Pablo Javkin volverá a tener la facultad de ajustar la tarifa del transporte sin pasar por el Concejo. Es más, ya inició conversaciones con colegas del interior para reclamar mayores subsidios nacionales y acordar un valor de referencia en conjunto.

El Ente de la Movilidad tiene previsto tratar sobre finales de esta semana el estudio de costos del sistema con valores cerrados a marzo pasado. También se analizará el relevamiento del sistema de taxis, bajo la presión de los titulares de licencias que acordaron esperar hasta el jueves 5 de mayo que se trate el ajuste en el recinto. De lo contrario ya avisaron que habrá medidas de fuerza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.