«Vamos hacia adelante, hay que salir al mundo para poder emprender diferente»

Estuvimos en comunicación con Carolina Mur, ella es Coach ontológica y nos explicó de que trata el Coaching.

El coaching ontológico es una disciplina que ayuda a interpretar a los seres humanos, sus interacciones, sus comportamientos y a que logren los objetivos que se proponen tanto para sí mismos como para sus empresas y la sociedad.

La disciplina se llama coaching, y ontológico porque lo que busca es el entrenamiento del ser, de la persona en toda su integridad. Por eso se llama así la denominación de lo que es el título y «yo vengo a ser un coach».

¿Qué es lo que hace un coach?

Es una disciplina que busca colaborar, acompañar a las con un proceso para que puedan ampliar su capacidad de acción, es decir, reconocer el potencial que todos sabemos que tenemos.

Con respecto a lo que es el trabajo en sí, «hoy en mi caso, luego de 10 años que ejerzo como coach, la mayoría de mis trabajos me llegan por recomendación, más allá de todo lo que me pueden ver en las redes, tiene que ver con que hice un trabajo con alguien, logró lo que quería y pudo hacer un proceso, un camino. Y a partir de ahí, viene la recomendación, hoy la mayoría de mi trabajo viene por ahí».

¿Cómo es una sesión de coaching personal?

Una sesión de coaching personal tiene una durabilidad de aproximadamente una hora, donde se puede trabajar distintos temas, aquellas cosas que impiden avanzar, un problema que hace mal, que hace sentir miedo.

Y agrega «hay gente que viene por algo puntual, lo arregla y no vuelve más. Yo me enfoco mucho en procesos porque nada se puede cambiar de un día para el otro, hay que trabajar con el ser, con los modelos mentales, las creencias limitantes, la inteligencia emocional. Lleva tiempo y por eso hablo de un proceso de 3 meses a un año».

Es distinto el funcionamiento en una empresa, primero hay que realizar un diagnóstico, cómo y dónde se encuentra la empresa, a donde quiere llegar, qué necesita trabajar. Lo más importante es que, en el caso de una organización, todos estén haciendo un camino, no solo el empleado sino el dueño, el gerente, los líderes.

Muchas veces a los que llamamos líderes no lo son, entonces hay que formarlos como tales. Ha cambiado lo que es el concepto dentro de las empresas, lo que aporta el coaching no es ya el jefe, el que da órdenes y se llama mando control, sino una figura de líder coach, una persona empoderada, con seguridad, que sepa lo que quiera, que reconozca sus propias habilidades, entienda que es lo que le falta desarrollar, que tenga liderazgo emocional y lo más importante, es que sea protagonista o que se haga responsable de su propia vida.

¿Cómo educar al personal?

Lo primero es: ¿Cuáles son los valores comunes a la empresa o al equipo de trabajo?
Lo que marca un vínculo, una relación, una coordinación tiene que ver con los valores, la confianza, la honestidad, y el respeto. Si no hay respeto y/o confianza se confunden las cuestiones.

La segunda cuestión es entender que hay que enseñarles a las personas lo que es la comunicación productiva y el saber escuchar de manera responsable. Lo que falta es la presencia frente a ese otro que es mi compañero de trabajo, el líder, mi jefe.

Hay que entender que el otro es diferente, y que puede no decir lo que yo quiero que diga; que haga lo que uno quiera que haga, o -bien- las hace diferentes.

Es comprender que el otro va a venir desde un lugar diferente pero que «lo importante es saber a donde vamos, y estar alineados con una visión común».

Y todo lo que es la coordinación dentro de ese equipo, cómo pido algo es lo que falta en las empresas, son detalles.

El coaching personal, se trabaja con todo tipo de personas y situaciones. Desde un empresario, un profesional, un adolescente que quiere encontrar su misión.

Lo que no trabaja el coaching son patologías, hay cuestiones en las cuales no va a ingresar y lo que buscamos nosotros es trabajar con el diseño a futuro, no va tanto hacia el pasado.

La mayor habilidad que tiene es «vamos hacia adelante, hay que salir al mundo para poder emprender diferente».

«Yo hice el proceso en mi, no vengo de una teoría solamente. Yo hice todo un cambio, una transformación en mi y me siento habilitada desde ese lugar para poder ayudar a otros».

«Considero que es muy importante», concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *