«Tropicalia»: la idea de replicar de la selva amazónica en el norte de Francia

Dentro del «absurdo» plan de replicar la selva amazónica en un rincón de Europa, «Tropicalia» es un proyecto de 87 millones de dólares para construir el invernadero tropical más grande del mundo, en un calmo pueblo del norte de Francia.

RangduFliers es una población y comuna francesa, situada en la región de Norte de Francia, y por supuesto que se sienten totalmente alejado de lo que la inquietante selva amazónica vive día a día. Sin embargo, este proyecto de 87 millones de dólares, presentado en 2018 y cuya construcción está prevista para finales del 2021, está destinado a montar el invernadero tropical más grande del mundo en un terreno absolitamente desolado.

Llamada «Tropicalia», la gigantesca estructura formada por una cúpula de plástico de 20.000 metros cuadrados albergaría una cascada de 25 metros, senderos en donde se podrían hacer caminatas explorando esta imitación de la selva amasónica, un gran estanque olímpico lleno de peces, especies raras de anfibios, aves y reptiles, un restaurante y un hotel para los huéspedes que quieran pasar la noche y vivir la vida nocturna en este fenomenal lugar.

Cédric Guérin, quien es un veterinario que pasó su infancia en la Guayana Francesa y el África ecuatorial, presentó este proyecto que supuestamente le dará un subidón de emoción a la triste región de Francia promovida como la «Costa de Ópalo», y espera atraer a 500.000 visitantes al año.

La flora y la fauna tropical llegaría de diferentes partes del mundo, tales como África y Sudamérica que se encargarían de mandar aviones semanalmente para re bastecer la población de 8.000 mariposas, entre otro animales, insectos y plantas. Los expertos que están desarrollando este proyecto afirman que la cúpula, la cual tendrá dos capas protectoras de etileno tetrafluoretileno, un plástico transparente y resistente, y una innovadora tecnología de calefacción, ayudará a mantener la temperatura de 26°C y 28°C durante todo el año para proteger y evitar las heladas invernales del norte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *