A 21 años del 11-S: la caída de un gigante

Durante las primeras horas del 11 de septiembre del 2001, el mundo se paralizó por el impacto de dos aviones comerciales contra las Torres Gemelas, ubicadas en la isla de Manhattan, en Nueva York. Además, un tercer avión se estrelló contra el Pentágono, ubicado en Arlington, Virginia.

En el World Trade Center, hallado al sur de Manhattan, se levantaron las Torres Gemelas, un 4 de abril del año 1973. Estas fueron el emblema principal del complejo antes mencionado, y también fueron catalogadas como unas de las más grandes del mundo. Además de estas torres, había 5 edificios más que comprendían la totalidad del «WTC».

Un año luego de su construcción, un artista francés, llamado Philippe Petit, cruzó de una torre a la otra haciendo equilibrio sin ningún protocolo de seguridad, más allá de su propia concentración y confianza.

Foto de Petit tomada durante su hazaña, realizada la mañana del 7 de agosto de 1974

En el día de la fecha, pero del año 2001, se llevó a cabo el atentado más trascendental del siglo XXI y que rompió con el «status quo» del momento. En las primeras horas de aquel día, los aviones de los vuelos 11, 175, 77 y 93, fueron secuestrados por el grupo «Al Qaeda» con el propósito de derribar al imperio más grande de occidente en aquel entonces.

«Al Qaeda» es una organización terrorista, paramilitar y yihadista, quienes son culpables de una decena de atentados desarrollados a lo largo y ancho del globo. Sin embargo, dicho esto último, es interesante saber que el atentado del 11-S no fue el primero que realizaron.

En el año 1993, el 26 de febrero, a las 12 horas del mediodía, un camión con más de 600 kg de explosivos se estrelló contra el estacionamiento de la Torre Norte (también reconocida como WTC1). Dicho atentado planeaba destruir el cimiento de la torre en la que se encontraba, provocando un derrumbamiento contra la Torre Sur (WTC2) y generando cientos de muertos. Finalmente dicho atentado no prosperó, generando solo 4 muertes y más de mil heridos.

Durante el 7 de agosto del 1998, el mismo grupo atentó contra las embajadas norteamericanas de Nairobi, Kenia y otra ubicada en Dar es Salaam, Tanzania. Este cobro la vida de apenas más de 200 personas, e hiriendo a una cifra de personas que rondan entre los cuatro y cinco mil.

Imagen tomada el 26 de febrero de 1993, tras el primer atentado a las Torres Gemelas

Regresando al suceso del 11 de septiembre del año 2001, el vuelo 11 de American Airlines, que tenía como destino original Los Ángeles, se impactó a las 08:46 AM en la Torre Norte, entre los pisos 93 y 99. Tan solo 17 minutos después, el vuelo 175 de la misma empresa que el anterior, impactó contra la Torre Sur, entre las plantas 77 y 85, dejando en claro que el primer impacto no había sido un accidente.

A las 09:37 AM, el vuelo 77, que despegó en el Aeropuerto Internacional Washington-Dulles, impactó contra el Pentágono, la sede del Departamento de Defensa de los Estados Unidos de América. Finalmente, el vuelo 93 de United Airlines, que también fue secuestrado, tomó un rumbo para colisionar a el Capitolio, de Washington DC, pero los tripulantes del vuelo se rebelaron y el avión se estrelló en algún lugar del estado de Pensilvania sin lograr su cometido.

Dichos eventos marcaron un antes y un después en el orden mundial, que desde el año 1991 (con el fin de la guerra fría y el orden bipolar) hasta aquel entonces era distinguido como uno de orden multipolar con hegemonía estadounidense. Tras estos atentados y el comienzo de la Guerra de Irak en el año 2003, el orden mundial evolucionó para ser uno de carácter multipolar sin hegemonía norteamericana.

George W. Bush, presidente norteamericano durante el 11-S, en la oficina oval a punto de dirigirse a su pueblo tras el atentado

Los lamentables sucesos del 11-S, recién descriptos, tuvieron un saldo de casi 3 mil victimas fatales, entre ellas niños, mujeres, personal de emergencia, civiles, tripulantes de los cuatro vuelos y otros, unificándolos con una sola palabra: inocentes.

Con el correr del tiempo se levantó allí dos monumentos con los nombres de las victimas inscriptos, para recordar los hechos y anhelar que nunca más suceda algo parecido en ningún sitio del globo.

About Post Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.