A cinco años de la Tragedia de Monticas, los familiares continúan reclamando justicia

Este jueves habrá un acto en el lugar del siniestro registrado el 24 de febrero de 2017 sobre ruta 33 entre Zavalla y Pérez. En el accidente murieron 13 personas.

Este jueves se cumplen cinco años de la tragedia de Monticas, una herida abierta que queda más expuesta cada 24 de febrero al ser recordado lo sucedido y renovarse el reclamo de justicia que sigue sin respuesta.

Es el mismo que afloró en medio del dolor el día del fatídico siniestro que dejó 13 muertos y más de una treintena de heridoscuando dos colectivos de aquella empresa chocaron de frente, aproximadamente a las 10.45, en el kilómetro 779 de la ruta 33, entre Pérez y Zavalla.

Familiares de fallecidos, sobrevivientes y vecinos volverán hoy a recordar a las víctimas y al mismo tiempo fortalecer el ya reiterado pedido de justicia en el lugar donde se produjo el conmocionante suceso que enlutó a la provincia de Santa Fe.

Allí se realizará una concentración a partir de las 10 para luego dar inicio al acto evocativo donde está previsto pintar sobre la calzada 13 estrellas amarillas en memoria de las vidas que se apagaron.

Sentimos indignación e impotencia porque ya pasaron cinco años y no solo que no se hizo justicia sino que las imputaciones que tiene la causa siguen estando calificadas como homicidio culposo cuando es evidente que hubo dolo y negligencia pero todo sigue igual”, coincidieron en señalar a La Capital familiares de Gustavo Souza, uno de los choferes fallecidos en el trágico choque.

Nos quieren desgastar pero no lo van a conseguir porque seguiremos manteniendo firme nuestro reclamo e insistiendo para que los responsables de este siniestro sean condenados. Y si eso no ocurre creemos en la justicia divina”.

No menos contundente fue Adriana Liborio, referente de la agrupación casildense Prohibido Olvidar, integrada por familiares que perdieron seres queridos en siniestros viales.

Es vergonzoso que todavía no haya respuesta de la justicia cuando tiene las pruebas al alcance de la mano, lo que pone al descubierto que no hace nada o sencillamente no funciona como corresponde”, dijo.

Y en esa misma línea sostuvo que “los familiares de las víctimas no tienen otra alternativa que manifestarse públicamente para hacer escuchar su voz, pero el tiempo pasa y mientras siguen esperando surge la sensación de que todo quedó en la nada después de haberse montado un show de abogados, fiscales y jueces”.

Este tremendo siniestro que lloramos todos fue la crónica de una muerte anunciada, porque antes de que ocurriera hubo cientos de denuncias y quejas por parte de pasajeros contra Monticas debido al mal estado de sus coches y distintas falencias, pero nadie escuchó y la historia terminó de la peor manera”.

El choque causado, aparentemente, por el reventón de un neumático ocurrió el 24 de febrero de 2017. Y como primera medida del gobierno provincial, encabezado entonces por el ya fallecido Miguel Lifschitz, fue quitarle la concesión a la empresa Monticas sobre la ruta 33, la cual venía siendo objeto ya mucho tiempo antes de fuertes críticas y denuncias por el deficitario servicio que brindaba.

Un año después del siniestro, fueron imputados cinco directivos de la firma por el fiscal Walter Jurado. La acusación los considera coautores del delito de homicidio culposo agravado por multiplicidad de víctimas fatales, en concurso ideal con lesiones leves, graves y gravísimas. Sin embargo, al cumplirse un nuevo aniversario de una de las peores tragedias viales de la provincia, el dato que prima es que la causa sigue sin resolución.

De las personas que perdieron la vida en el luctuoso accidente tres residían en Casilda: Cintia Albornoz, a quien le faltaba un día para cumplir 39 años de edad; Gabriela Márquez, quien tenía 25 años; y Natalia Angiorama (31). También fallecieron Aníbal Pontiel, de 53 años de edad (Rosario); Joana Fernández, de 15 años (Zavalla); Gianella Fernández, de 20 años (Zavalla); Juan Burzacca, de 82 años (Zavalla); Juana Ferreyra, de 69 años (Corrientes); Gustavo Souza, de 48 años (Zavalla); Jorge Forgioni, de 62 años (Zavalla); Jorge Ledesma, de 58 años (Zavalla); Sergio Norberto Chana, de 72 años (Rosario), y Marcelo Machado, de 23 años (Fray Luis Beltrán). En tanto, María Belén Genga, quien es oriunda de San José la Esquina y sobrevivió, permanece en estado vegetativo a causa de las severas lesiones que sufrió.

Fuente: La Capital.

About Post Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.