Desgarrador relato de la inseguridad que se vive en la región

«Hoy es un día triste, de esos días que te preguntás hasta cuando soportar la manera en que nos están haciendo vivir quienes nos gobiernan», comienza el testimonio de un vecino de la ciudad.

La situación detallada a continuación, fue compartida por el padre de una de las víctimas del robo a través de sus redes, indignado por la constante situación de inseguridad.

«Mi hijo de 19 años junto a dos amigos a eso de las 21:30 hs. salieron rumbo a Rosario para hacer lo que todos en nuestra juventud hicimos, ni más ni menos, divertirnos», comienza.

Explica que en la Autopista Funes – Rosario a la altura del puente de Wilde, dos malhechores cruzaron piedras en la autopista que cubría buena parte de las dos manos y en las banquinas colocaron fierros (para que no tenga el conductor posibilidad de esquivarlas). Obviamente, al chocar esos adoquines, los jóvenes reventaron el neumático delantero; cuando logran controlar el auto y detenerse en la banquina, los delincuentes los apuntaron con un revólver y un cuchillo, sustrayéndoles celulares, billeteras, mochilas y camperas. «La impotencia de tres pichones que a punta de pistola se quedaron en plena oscuridad sin saber que hacer», expresó el padre de una de las víctimas.

Comenta que un matrimonio decidió descender de su vehículo para asistir a los jóvenes, «quisiera poder saber quienes son y agradecerles infinitamente el llamado a la policía, gente buena ayudando a gente buena y quedando a merced de estos delincuentes que también le robaron». Aclara que los tres chicos se encuentran bien en su estado físico, pero «con un susto que va a costar superar».

El problema viene después cuando te das cuenta que estás a merced de lo que la suerte quiera con vos.

En el llamado al 911 realizado por el matrimonio, llegó la policía de Funes la cual se portó «como corresponde», conteniendo a los chicos según detalla la publicación.

«Como no era jurisdicción de Funes, mi hijo y sus dos amigos cambian el neumático y son escoltados a la subcomisaria 22. En las fotos nos vamos a dar cuenta de la desidia, el desinterés, las pocas ganas, la falta de vocación de servicios o quizás la bronca hacia sus superiores porque las condiciones en las que trabajan son pésimas. Da vergüenza trabajar en ese lugar sucio, vidrios rotos, cielo raso todo caído, patrulleros todos rotos», detalló.

El hecho, asegura, ocurrió minutos antes de las 22 y llegaron a su casa recién a las 2 am. «Todo ese tiempo nos tuvieron en la vereda como si nada ocurriera hasta que pudimos hacer la denuncia correspondiente», prosiguió.

Nada, solo expresar mi bronca, pensar en lo que pudo haber pasado, que el auto vuelque, que le peguen un tiro, que los choque otro auto en la autopista, y otras cosas que ni me quiero imaginar.

«Hasta cuando gente hay que seguir aguantando, la camioneta que tiene que estar arriba del puente está cuando es de día, a la noche no está, creo nos están agarrando para la joda y esto nos va a costar caro, no le arruinemos la juventud a nuestros pibes, no nos quedemos callados. Cuando tengamos que lamentar alguna muerte ya va a ser tarde«, concluyó el relato.

About Post Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.