Ghione propone rinoscopia obligatoria para los policías

La rinoscopia es una prueba médica, realizada con un rinoscopio, que sirve para diagnosticar inflamaciones del interior de la fosa nasal que podría provocar el inhalar cocaína.

Walter Ghione, diputado en la Provincia de Santa Fe y pastor evangélico, propuso la rinoscopia obligatoria de los nuevos policías y fundamentó su proyecto:

«Son muchos los aspirantes y miembros de la fuerza que tienen problemas de consumo. A veces, cuando uno sabe que están por ser policías, uno se sorprende.»

La iniciativa de Ghione no debería provocar rechazo, en el marco de la particular situación que padece la Provincia de Santa Fe, con epicentro en Rosario pero que trasciende a Rosario.

El rol de servidor público y con portación de arma de fuego no es una cuestión baladí. Si a los conductores de ómnibus de larga distancia les hacen control de alcohol en sangre ¿por qué no se puede conocer si quien sale a patrullar las calles consume psicotrópicos u otros estimulantes?

Aclaración

La propuesta de Ghione consiste en un doble control: quienes ingresen a formarse en el Instituto de Seguridad Pública tengan que pasar por un exámen toxicológico que luego se repetirá al momento del egreso.

«Con esto estamos lejos de estigmatizar, lo que pretendemos es detectar esa adicción en futuros agentes para prevenir conductas que los alejen del buen desempeño que requiere ser policía. Independientemente de la privacidad de cada uno, existe un bien social mayor que es la responsabilidad que asume un policía que tiene entre sus competencias también el combate del delito.»

El Diputado dijo que consecuencia de su actividad social y espiritual, trabaja con “muchos chicos en situación de consumo problemático. A veces, cuando uno sabe que están por ser policías, uno se sorprende porque ¿qué tipo de agentes se están formando en una situación de consumo de drogas?”. L

Luego agregó: «Me consta de aspirantes y también de muchos policías que están en esta situación. Tenemos que llegar a este tipo de legislación porque hay momentos donde las situaciones te desbordan y hoy en día creo que esta situación ha desbordado de una manera terrible.»

Ghione también ejemplificó con una situación que vivieron con un agente de la policía que se recibió con una carpeta intachable y sin prontuarios. “Un día recayó en esta situación de adicción y comenzó a destruirse a sí mismo y luego a su familia. Tomó la decisión de no ir a trabajar porque no podía ni estaba en condiciones y la única salida que tuvo, cuando reconoció su situación, fue que lo exoneren de la fuerza. No hubo ninguna instancia de ayuda o acompañamiento”, relató.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *