Monumento a la irresponsabilidad: Detuvieron al líder de Médicos por la verdad

Al menos 12 personas fueron detenidas este martes en Rosario por parte de la Policía en el marco de una marcha anticuarentena convocada por la agrupación “Médicos por la Verdad” en el Monumento a la Bandera. En el lugar hubo tensión e incidentes, cuando la policía dispersó con balas de goma a los manifestantes.

Mariano Emiliano Arriaga Ferré, referente de los «Médicos por la Verdad», fue detenido en la tarde de este martes en la inmediaciones del Monumento a la Bandera donde se realizó una movilización para cuestionar la cuarentena por la pandemia del coronavirus Covid-19.

Arriaga fue aprehendido debido a que tenía una orden de captura por los delitos de instigación a cometer delitos, instigación pública y violación de las medidas sanitarias contra una epidemia. En ese sentido, en los próximos días será llevado a audiencia imputativa.

Arriaga, que es oftalmólogo y su matrícula médica lleva el número 79.283, llegó el pasado domingo a Rosario y realizó una convocatoria en el Parque de las Colectividades ese mismos día para comentarle a la gente por qué, entre otras cosas, cuestiona la política sanitaria del gobierno nacional.

El discurso de «Médicos por la Verdad Argentina» se basa en algunos ejes precisos: la pandemia es una «mentira» y forma parte de un complot mundial liderado por Bill Gates, el fundador de Microsoft, entre otras personalidades, para llevar al mundo a una situación de extrema pobreza.

Además, cuestionan las medidas sanitarias como el distanciamiento social y mucho más el uso de barbijos. Aseguran que los tests PCR no sirven para detectar el coronavirus y que hasta su propio creador, el bioquímico Kary Mullis, hizo esa afirmación. Algo que, según se comprobó, no es cierto.

Afirman también que la mayoría de las muertes de pacientes con coronavirus no pueden comprobarse porque no se realizan autopsias. Destacan que es «increíble» que se confine a personas sanas y reclaman un debate científico «abierto». Llevan como bandera la afirmación de que son «censurados» y solo utilizan determinados medios tecnológicos para comunicarse.

Pero también, como uno de sus ejes centrales, cuestionan el plan de vacunación y a la vacuna en sí: aseguran que se desconocen cuáles son sus componentes y que los estudios realizados no demostraron su nivel de eficacia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *