Armenia y Azerbaiyán: una nueva escalada en el Cáucaso

Desde tiempos inmemorables, el Cáucaso fue escenario de conflictos entre los pueblos que habitan allí. En el último tiempo, Armenia y Azerbaiyán, protagonizaron una escalada bélica por la disputa de territorios fronterizos, enclaves y exclaves entre otros.

El Cáucaso es una región ubicada en el corazón de Eurasia, históricamente reconocida como el punto intermedio de los imperios europeos y las dinastías asiáticas. En dicha región de 298.133 km², habitan más de 50 pueblos, con tres tipos de lenguas diferentes entre sí.

Estas naciones pertenecían al antiguo Imperio Ruso, disuelto tras la revolución bolchevique del 1917. Ambos se proclamaron como republicas independientes el 28 de mayo del año siguiente a la revolución. De aquí en adelante, debido a su estratégica ubicación, muchos imperios de la época tomaron las riendas para decidir sobre le futuro de la región.

Durante la formación de los actuales estados en conflicto, los pueblos armenios y azeríes quedaron mal distribuidos, generando un exclave azerí en Armenia y un enclave armenio en Azerbaiyán. Este último fue el que más problemas trajo, siendo uno de los motores para generar la primer guerra entre estos estados, en el año 1918, el mismo año de su proclamación.

Esta guerra recientemente mencionada fue apoyada bilateralmente por dos grandes imperios: el Imperio Británico apoyó a la naciente Armenia, mientras que el Imperio Otomano hizo lo mismo con Azerbaiyán. Fue durante este conflicto bélico que se dio el genocidio armenio, el primero del siglo XX y uno de los más trágicos, contando con 2.100.000 victimas fatales.

Mapa de las regiones en disputa entre ambos estados.

La primer guerra entre ambos estados culminó con una victoria armenia, aunque no logró su cometido de anexionar al enclave que tiene en Azerbaiyán. Debido a esto, los conflictos y las tensiones siguieron dándose entre ambos estados, sin embargo el manto de la Unión Soviética tranquilizó algunas tensiones durante la extensión de su reinado sobre los estados caucásicos.

En los últimos años, las tensiones regresaron, y Azerbaiyán halló un medio para fomentar su crecimiento: gas natural. Gracias a este recurso, los azeríes se convirtieron en uno de los socios de la Unión Europea, proveyéndoles gas natural a los países del viejo continente.

Gracias a estos nuevos socios económicos, Azerbaiyán aprovecho su crecimiento para financiar sus fuerzas armadas, obteniendo un crecimiento sin precedentes y un apoyo internacional mucho más grande. Por esta razón, comenzaron recientemente nuevas escaladas ante Armenia.

El principal socio de los armenios es Rusia, país que en la actualidad se encuentra desarrollando un avance sobre Ucrania, lo que lo mantiene ocupado y al mismo tiempo quita su atención del Cáucaso.

Todos estos condicionantes generaron un escenario perfecto para que Azerbaiyán avance sobre el enclave armenio y sobre el sur del vecino país, con el fin de generar un corredor entre su estado y su exclave.

En la actualidad, el conflicto entre ambos estados dejaron más de 200 victimas fatales por el lado armenio, mientras que Azerbaiyán no develó ninguna cifra oficial. Todos estos acontecimientos traen a potencias mundiales a reflexionar sobre la situación, como es el caso de Nancy Pelosi, quien llamó a estos países a generar una paz duradera.

Nancy Pelosi en el Centro Cafesjian para las Artes en Ereván, Armenia, el 18 de septiembre de 2022.

Los conflictos de la actualidad crecen y amenazan con ser uno de los conflictos más violentos dados desde una pasada lucha dada en el año 2020. Para evitar ello, Estados Unidos se acerca al estado armenio para suplir la ausencia de Moscú y tratar de hallar un final diplomático entre los estados.

About Post Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.