Historia de Funes: Los orígenes del Club House de Kentucky

En Mundo AEF hablaron de los orígenes del Club House de Kentucky, los cuales se remontan al siglo XIX. La historia tiene varias curiosidades y conflictos que la trajeron hasta nuestros días.

Lo que conocemos sobre el origen de esta casa se lo debemos a la familia Rossetti, y sobre todo al trabajo de Susana Bellis, quien ha trabajado mucho en la conservación del patrimonio funense. Con sus visitas guiadas y su divulgación, permite revivir la historia como si ocurriera en nuestros días.

ORÍGENES

Todo inicia cuando en 1856, arriba a nuestra ciudad el señor Gregorio Taboada (hijo de Tomás Taboada, estuvo muy ligado a nuestra Independencia en Tucumán). Don Gregorio compró una gran extensión de tierras, tanto que la estancia en su máximo esplendor abarcaba desde Av. Godoy hasta Roldán, y desde Ruta 9 hasta Pérez.

Con la muerte de Don Gregorio en 1888, empieza el desmembramiento de la estancia y la venta de terrenos de la misma. A Taboada, lo casan con una ama de llaves en su lecho de muerte, porque no tenía hijos reconocidos.

Sin embargo, en un giro de los acontecimientos, apareció su hijo José Félix. El hombre, vino de Santiago del Estero tras ser avisado por el mayordomo de la estancia. A causa de esto, se inició un juicio que duró 18 años.

¿Por qué el juicio duró tanto tiempo? Porque en aquel momento no existían los análisis de ADN. De todos modos, Juan Murray tuvo un papel importante en el tema. Murray había conocido al chico cuando era pequeño, y tenía conocimiento de la conexión parental entre Don Gregorio y José Félix Taboada. En consecuencia, José Félix consiguió quedarse con una parte de la herencia. Además de él, el abogado Ávalos recibió en compensación tierras; al igual que Fermín Lejarza quien defendió a la viuda de Don Gregorio, Celina Páez, como cobro de honorarios.

El abogado de la viuda, decidió vender diez hectáreas a Olive Wolcott. En este caso, viuda de un ingeniero inglés, de nombre Oliver Thomas. Ahí se construyó una granja para aves de corral, las cuales eran utilizadas para refinadas exposiciones. En 1906 esta señora compró los planos de la casa en Gran Bretaña, al arquitecto escocés Charles Mackintosh, famoso por el Art Nouveau o Modernismo. Los materiales y la mano de obra para la construcción de la misma, provino de Europa.

«Arquitectónicamente esta casa es única, no hay otra de este estilo siquiera en la provincia».

Al morir la mujer, su hijo mayor vino desde el Reino Unido en los años 40 y vendió la propiedad a Don Félix Rossetti. Es, hasta el día de hoy, que pertenece a una de las familias más importantes de Funes.

La casa durante años estuvo abandonada, hasta recibir las reformas que le devolvieron parte de su esplendor de antaño. Luego del reciente incendio de la misma, Juan Félix Rosetti anunció que iban a iniciar su reconstrucción.

Finalmente, es importante fomentar la protección del patrimonio histórico y cultural de la ciudad, el cual trasciende a sus propietarios.

About Post Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.